Entre las hormonas más esenciales en el organismo de la mujer hallamos losestrógenos, indispensables para su bienestar y salud. Las verduras, las frutas, el aceite o bien los lácteos son alimentos que poseen estrógenos naturales, y que resulta conveniente incluir en nuestra dieta para sostener un nivel conveniente de esta hormona.

estrógenos naturales

Los estrógenos naturales o bien fitoestrógenos presentes en estos comestibles actúan como aquellos producidos naturalmente por el cuerpo. Existen 3 tipos: isoflavonoides, cumestanos y lignanos, y son indispensables para regular el ciclo menstrual, hacer posible la fecundidad y el desarrollo de las glándulas femeninas.

Existen suplementos de estrógenos que asisten a sostener un porcentaje adecuado de estas hormonas, mas han de ser consumidos solamente bajo supervisión médica. Para casos de mujeres sin problema médico, lo mejor es consumir alimentos ricos en estas sustancias. Por suerte, la lista es muy extensa.

¿Qué comestibles poseen estrógenos naturales?

Los frijoles y laslegumbres, por poner un ejemplo, son riquísimos en isoflavonas; por lo tanto es recomendable incluir comestibles como los garbanzos o bien los guisantes en nuestra dieta. Lo mismo ocurre con la soja y productos derivados de exactamente la misma.

estrógenos naturales hormonas

Las semillas poseen un elevado índice de estrógenos naturales, así sean de sésamo, girasol, lino o bien anís. Una de las maneras más frecuentes de consumirlas es añadiéndolas a productos horneados, como bollos o bien pan. Los granos de arroz, trigo, alfalfa y avena son asimismo una enorme fuente natural de esta substancia.

Respecto a las verduras, debemos saber cuáles son precisamente las que pueden asistirnos, puesto que ciertas de ellas pueden aun inhibir el estrógeno. Ciertos ejemplos de los que deberíamos consumir en un caso así son remolacha, berenjenas, pepinos y zanahorias.

Con las frutas ocurre algo semejante, en tanto que la mayor parte de ellas son inhibidoras de esta hormona. Las salvedades son las manzanas, las cerezas, las granadas, los tomates y las ciruelas. Debido a su esencial aporte de vitaminas al organismo, es conveniente incluir estas frutas en cualquier dieta.

Uno de las clases de estrógenos naturales que hemos nombrado previamente son los lignanos. Continuando con las frutas, podemos localizarlos en las peras, las cerezas, las uvas, los pomelos, las mandarinas, los kiwis, los albaricoques, las ciruelas y las naranjas. Asimismo en la mayor parte de productos elaborados con harinas de trigo y centeno, como en los cereales integrales y en el arroz blanco.

nutrición

Por otra parte, los cumestanos están presentes en grandes cantidades en comestibles como los guisantes, las habas, el trébol y la alfalfa. En el caso de estos 2 últimos, se hallan en una mayor concentración a lo largo de la fase de germinación, con lo que los brotes son su parte más rica en estrógenos.

Los frijoles colorados y los frijoles de soja asisten a acrecentar el nivel de estrógenos naturales para la mujer. Y no podemos olvidar los lácteos, como los huevos, el ajo, la diastasa, las aceitunas, el perejil, el maíz, el aceite de oliva, la salvia, el apio, la cebada, la coliflor, el repollo o bien el pimentón, entre otros comestibles.

Importancia de los estrógenos naturales para la mujer

Como vemos, tenemos incontables opciones para incluir productos ricos en estrógenos naturales en nuestro cada día. Y debemos hacerlo en especial desde la llegada de la menopausia.

En realidad, el porcentaje de estrógenos en el organismo empieza a descender en la peri-menopausia (treinta y cinco-cuarenta y cinco años de edad). Es entonces cuando los niveles de estrógenos pueden cambiar, hasta llegar a lamenopausia (cuarenta y cinco-cincuenta años). Acá empiezan a reducir a lo largo de periodos prolongados, al perder la capacidad de producción de estas hormonas.

alimentos ricos en estrógenos naturales

Por ello es la menopausia el instante en el que las mujeres deben cuidar más su alimentación para sostener una buena cantidad de estrógenos en el organismo. Su falta puede provocar deterioro en la piel, abulia sexual, irritabilidad o bien cambios sensibles.

 

Anuncios